martes, 5 de mayo de 2009

ansias por guarrear

los ultimos hombres que he conocido a través de internet despiertan, algunos no todos, mi lado más sexual.

uno de ellos, prometeo, consiguió que me despertara a las 6 de la mañana pensando en él.

estaba sola, en mi gran cama, pensé en el y en un segundo me excité. bajé mi mano y empecé a jugar. ummmm, qué rico, me hubiera encantado compartirlo con él. con lo que le gusta mirar... no conseguí tener un orgasmo pero estuve un tiempo masturbandome como hacía tiempo no lo hacía. al cabo de un rato, me quedé dormida de nuevo.

nos hemos visto una vez nada más pero me atrae mucho, muchísimo diría yo. de la larga lista de polvos que tengo en mi mesenger, él es quien despierta la humedad en mi cuerpo con sólo pensarlo. nos besamos varias veces y nos faltó un clack cereblar para ir al baño a calmar el calentón.

calentón producto de dos morreos en un bar mientras bebíamos una coronita. me besaba y apretaba mi pecho, ummm cono lo que me gusta a mí que me toquen... "me gustó que eres una mujer caliente", "me gustaría follarte ahora miso..." puede que la expectación sea más intensa que el resultado final pero el tiempo de espera merece la pena.

quiero verle, quiero besarle, quiero que me desnude, que me mire que me toque, sé que me desea, yo le deseo a él, el morbo está presente, espero que el latex no estropee una prometedora sesión.

2 comentarios:

Javier Arquero dijo...

Parece que Prometeo promete, pero prométenos tú también que acudirás a ese látex prometido a tu santa conciencia y sin otras más promesas que pasar ese prometedor rato entre placeres y alegrías ya prometidas... cómo me gusssta...

ther dijo...

ummmmmmmmmmm como te echode menos mi querido arquero, mi arquero favorito. cómo van las amistades peligrosas...